¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing, o marketing de atracción, es la base de las estrategias de marketing digital de muchas marcas y, aunque lleva ya años entre nosotros, es un concepto que no se pasa de moda.

Frente a los métodos publicitarios “de toda la vida”, muchas veces percibidos como invasivos, el inbound se basa en seducir y atraer a nuestros clientes ideales, acompañándolos en todo el camino desde que escuchan hablar por primera vez de nuestra marca hasta que se convierten en nuestros fans incondicionales. ¿Querés saber más? ¡Seguí leyendo!

El inbound marketing consiste en una serie de técnicas no intrusivas que te ayudan a:

. Atraer tráfico a tu página web, incrementando el número de visitantes.

. Hacer que estos visitantes se conviertan en leads, esto es, en contactos con los que podés mantener una relación a largo plazo.

. Automatizar tu marketing para que cada lead reciba información específica sobre tu empresa y se acabe convirtiendo en cliente.

Este término fue planteado por primera vez en 2005 por Dharmesh Shah y Brian Halligan, que lo definieron como una alternativa al “outbound marketing”. El outbound sería el marketing intrusivo tradicional, que interrumpe al usuario constantemente y sin su consentimiento. En cambio, el inbound marketing pone en marcha acciones amigables que lo atraen hacia tu marca de forma natural.

Todo este proceso funciona a partir de 5 pilares:

. La atracción de tráfico: a partir de técnicas como las redes sociales, el marketing de contenidos o el SEO.

. La conversión: donde el usuario encuentra contenido de interés y te deja sus datos de contacto para seguir recibiendo información. Así, tu empresa empieza a generar su propia base de datos.

. La automatización del marketing: con técnicas como el lead nurturing y el lead scoring, podés enviar información relevante a tus contactos según sus necesidades, de manera automatizada y teniendo en cuenta sus respuestas. Así, podrás hacer llegar tus ofertas en el momento apropiado y generar más clientes.

. La fidelización: trabajando la fase posventa, el inbound marketing no solo sirve para captar clientes, sino también para convertirlos en verdaderos embajadores de tu marca.

. El análisis: para que tu estrategia de inbound marketing esté completa, vas a tener que medir el éxito de tus acciones y usar los resultados para mejorar tus acciones cada día.

Las siete claves del inbound marketing:

Para entender un poco mejor en qué consiste el fenómeno del marketing de atracción, nos ayuda el pensar que tiene siete claves que se corresponden con las siete letras de su nombre… ¡Mirá!

I de innovación: el inbound es una forma nueva de hacer publicidad, con un método opuesto a las formas de promoción más tradicionales. Como comentábamos más arriba, su origen se remonta al 2005, pero no empieza a popularizarse hasta la publicación, en el 2009, del libro Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media and Blogs.

N de naturalidad: con esta manera de entender el marketing no buscás “lanzar” un mensaje a tu audiencia, sino crear una conversación que fluya de manera natural. Se impone, por lo tanto, otra manera de crear contenidos, basada en la naturalidad y la cercanía antes que en vender a toda costa.

B de branding: el inbound es una apuesta a medio y largo plazo para reforzar tu marca. A través de contenidos de calidad y no invasivos, conseguirás mejorar tu posicionamiento y la visión que tienen de tu marca.

O de oportunidad: dentro de las acciones de marketing digital, el inbound marketing es una de las oportunidades más novedosas y con mejor retorno de la inversión. ¡No podés dejar que se te escape!

U de universal: es una estrategia válida para todo tipo de targets, edades, demografías y marcas. Todo depende de que sepas adaptar los contenidos que ofrecés a la audiencia.

N de nuevo: otra clave esencial para el éxito de esta estrategia es aportar contenido nuevo de manera continua. Lo nuevo entra por los ojos, seduce más y se comparte con mayor facilidad.

D de deslumbrar: el inbound no solo consigue atraer, sino seducir e incluso deslumbrar al lector o a la audiencia.

Ya no tenés excusas: ¡poné en marcha tu estrategia de inbound hoy mismo y disfrutá de los resultados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *